lunes, 25 de abril de 2011

Ovide Decroly

Nació en Renaix en 1871. Se graduó en Medicina, especializandose en enfermedades nerviosas, lo cual lo relaciona con la atención de niños anormales, lo que promueve su interés por la educación de estos niños. Así, fundó en 1901 un instituto de educación especial para estos niños y elaboró una pedagogía que respondiera a la variedad de cosas que observa.
También fundó una escuela para niños normales con el fin de aplicar sus ideas pedagógicas. 
Así, Ovide Decroly es conocido por formar parte de la Escuela Nueva y por ser el creador del Método Decroly.
El contexto histórico en el que se enmarca la vida de este autor es el siglo XIX, caracterizado por la Revolución Francesa y la Primera Guerra Mundial (1914-1918).
Mientras en Europa se produjo una gran expansión económica y una intensificación del comercio, llevándose a cabo también un progreso técnico y una progresiva consolidación del poder de la burguesía. 
Por tanto, los movimientos influyentes de esta época son principalmente el Realismo, el Positivisimo, el Marxismo y el Evolucionismo.
La Escuela Nueva resaltó el papel activo que el estudiante debe tener, transformó las funciones que el profesor debe cumplir en el proceso educativo y mostró la necesidad y la posibilidad de cambios en el desarrollo del mismo. 
En relación a esto Decroly consideró que la educación en estas edades sirve para preparar al niño para la vida, en un concepto de modelo global para la educación. Por tanto, el programa educativo Decroliano se inspira en reglas basadas sobre la psicología del niño y las necesidades sociales: 
-Tender a la unidad.
-Convenir al mayor número de mentalidades posibles.
-Permitir la adquisición de un número mínimo de conocimientos indispensables.
-Favorecer el desarrollo integral de todas las facultades, y la adaptación al medio natural y social en los que el niño debe pasar su existencia.
Decroly llevó a cabo dos métodos en relación a la Educación en la Escuela.
El primero propone la enseñanza de la lectura Ideovisual, que apoya el aprendizaje de la ortografía en dibujos. Éstos son imágenes que llevan en su diseño la letra o las letras ortográficamente. 
El ambiente escolar que Decroly defendía, constaba de ventanales abiertos para la entrada de aire y sol. Un armario con gran cantidad de juegos educativos y sin mobiliario especial ni plataforma para la maestra.
 En el segundo método, el objetivo de su trabajo no es establecer una teoría pedagógica nueva, ya que se adscribe básicamente a los planteamientos de la Escuela Nueva, sino aplicar sus postulados. Para ello se apoya en varios principios:
-Principio de Realidad: enfatiza la escuela para la vida por la vida, e implica el conocimiento del ser vivo en general, y del hombre en particular y el conocimiento de la naturaleza.
-Principio de Unidad, Globalización o Concentración: recalca la tendencia natural del hombre, y más aún del niño, de referirlo todo a sí mismo (egocentrísmo), y cómo los mecanismos mentales trabajan simultáneamente, o al menos en una sucesión rápida.
-Principio de Individualidad: enfatiza el enfoque particular e individual de cada niño, que consiste en la diferenciación o enfoque diferenciado del trabajo educativo, el cual surge como consecuencia del trabajo de Decroly con niños anormales.
-Principio de Relación: en cuanto al ambiente humano, los niños forman grupos mixtos homogéneos en cuanto a características comunes como la edad mental, con libertad para moverse, y el educador juega un papel de consejero, de ayuda, en estrecha relación con la familia. 
E cuanto al ambiente físico, concibe a la institución infantil en contacto directo con la naturaleza, con salas, tipo talleres o laboratorios con materiales que los niños ayudarán a organizar, y otra para comedor.
La organización de las actividades según Decroly comprende tres grupos de ejercicios diferentes, teniendo en cuenta los tres grupos de procesos psíquicos fundamentales:
1. La impresión y la percepción.
2. La asociación y generalización; la reflexión y el juicio.
3. La expresión y el acto (voluntad), desprendiendo a partir de ello su planteamiento sobre los centros de interés. 
Entre sus obras más importantes destacan sobre todo: Las medidas de la inteligencia del niño; Hechos de psicología individual y la psicología experimental (1908); El tratamiento y educación de los niños deficientes (1925); Función de globalización (1923); La práctica de los test de inteligencia (1928); La función de la globalización y otros escritos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada